Archivos de la categoría ‘África’

No se volverán a ver las imágenes de Muhama Gadafi ‘hospedandose’ durante sus visitas internacionales en una de las lujosas jaimas a las que nos tiene acostumbrados. Aviones de caza, submarinos, fragatas… un intenso operativo militar amparado por las Naciones Unidas bombardea estos días la capital libia, Tobruk, Misrata y el bastión rebelde Benghazi. España, como viene siendo tradición desde los últimos veinte años, participa activamente con el envío de una fragata, el submarino Tramontana un 787 de combustible y sobre todo cuatro F-18 para patrullas aéreas. Las defensas aéreas libias parecen haber saltado por los aires, o al menos así lo adelanta Estados Unidos. Con una Libia libre de antiaereos, la zona de exclusión aérea será una realidad. Pero ¿y que pasa con los efectivos de tierra? Si los aliados deciden borrar del mapa cualquier tanque leal a Gadafi, estaríamos hablando de una misión cuyo coste humano es enorme. Miles y miles de soldados libios morirán en los bombardeos de los Rafale franceses. No es una misión militar, ni un operativo de las Naciones Unidas. Libia vive una guerra, con todas sus letras. Y no está clara la victoria. Para nada. El objetivo es que Gadafi deje su ‘trono’ en favor de la oposición rebelde. Pero Tripoli es, a día de hoy, un cuartel general inexpugnable. Lo previsible es que el país se parta en dos, con una guerra civil entre el sector occidental y el oriental. Con las posiciones enrocadas, las previsiones apuntan a que sin una invasión terrestre del país ambos bandos quedarán atrapados indefinidamente en una lenta pero inexorable matanza diaria. Esto va para rato. Y me temo -y no soy el único- que Bahrein podría dejar de ser un problema local y acabar también bajo la alfombra de bombas de occidente.

Anuncios

Wikileaks, la palabra de moda. La plataforma creada por Julian Assange ha puesto patas arriba a la inteligencia y a la diplomácia de la única superpotencia mundial. La última de esta máquina de scoops, revelar miles de documentos sobre cables entre embajadas norteamericanas. Y a diferencia de la poca información que se ofreció sobre España en las últimas desclasificaciones, en ésta Madrid es una de las más recurrentes. Y no nos dejan en buen lugar.

(más…)

Ya llevan cerca de 20 días secuestrados y todavía no tenemos nuevas noticias sobre los tres catalanes retenidos por Al Qaeda del Magreb Islámico. Sólo sabemos que están “bien”, que serán tratados bajo los preceptos de la Sharia (Ley Islámica), y que los presos islámistas en España y Francia jugarán un papel determinante para su liberación.

Según han informado varios medios, España ha transmitido a través de distintos medidadores que está dispuesta a pagar una fuerte suma económica como rescate por los tres cooperantes españoles. Pero creo, sinceramente, que este secuestro no será tan facil de resolver. No habrá helicóptero que suelte un saco con dinero en el lugar convenido y luego a casa. No es lo que piden.

AQMI suele pedir dinero en sus operaciones de rescate. Pero lo hace a países que no tengan una relación ‘especial’ con el salafismo. España la tiene. Es una de las reivindicaciones terroritoriales del grupo de Bin Laden, aquí está su ‘cantera’, representamos su tan denostada Alianza de Civilizaciones, y aquí están presos algunos de los islamistas radicales más importantes del mundo.

Mohamed Bensakhira es uno de ellos. Fue detenido en junio de 2001 en Alicante, acusado de ser un elemento cercano a Osama Bin Laden. Organizaba las redes transnacionales de Al Qaeda en Europa, preparaba operaciones de martirio, servía de vínculo entre distintas células durmientes en suelo europeo… y un sinfín de actividades filoterroristas más. Está preso en Francia.

Si tuviera que apostar por un nombre, sin duda sería el de Bensakhira. Los mayores golpes de la policía contra Al Qaeda en Europa fueron precismanete su detención y la del clérigo islamista Abu Qutada, en 2002 en Londres. El llamado ‘Predicador del Odio’, un barbudo imam que servía de ideólogo para los wahabistas cercanos a Bin Laden, fue exigido en 2009 como moneda de cambio por Al Qaeda en el Magreb Islámico. Estaba en jugo la vida de Edwen Dyer, secuestrado en Níger el 22 de enero pasado. Finalmente, y tras terminar el segundo de los plazos dado por los terroristas, Londres se negó a entregar a Qutada y Dyer fue asesinado.

Repito, Qutada y Bensakhira son dos de los tipos de mayor nivel que Al Qaeda tiene presos en Europa. No sería desencaminado pensar que la historia se repita con Bensakhira. Y a ver quien negocia la liberación de este ‘pajaro’. Pero son sólo conjeturas.

Este estudio indica que muchos grupos yihadistas podrían exportar las nuevas técnicas de asalto utilizadas por los terroristas en los atentados de Bombay. Uno de estos hipotéticos ataques podría tener como objetivo Barcelona.

Apuntan a la posibilidad de que un comando de terroristas, armados con armas de fuego y granadas de mano, se embarquen camuflados en un barco legal secuestrado en algún puerto en Argelia y desembarquen en alguna ciudad turística del Mediterráneo sembrando el caos.

Entre los principales objetivos estarían Cannes, Pisa o Barcelona, así como otras ciudades eminentemente turísticas del norte de África.

El informe, publicado en el número de enero de la revista ‘Jane’s Intelligence Review’, lo firman Jeremy Binnie y Christian Le Mière. En él se analizan las ventajas operativas de esta nueva técnica de asalto y señalan que los terroristas podrían dejar de lado al ‘terrorista suicida’.

Las principales ventajas de esta técnica a las que apuntan los autores del estudio son las siguientes:

–Es más fácil convencer a un terrorista para que participe en una acción en la que hay posibilidad de salir con vida, a otras en las que es imposible, como el caso de los hombres-bomba.

–El terrorista suicida puede echarse atrás con mayor facilidad que en una operación armada con decenas de terroristas.

–Es más fácil instruir a los yihadistas en el uso de armas de fuego convencionales que en el uso de explosivos.

–La publicidad mediática que obtiene un atentado de las características de Bombay es superior a la que recibiría un ataque suicida, ya que este último es inmediato y el primero mantiene la expectativa de la opinión pública.

Este tipo de atentados no son nuevos. Ya fueron utilizados por grupos islamistas en Luxor (Egipto) en 1997, o en la ciudad saudí de Khobar, en 2004. El balance de víctimas en ambos ataques superó el medio centenar.