Archivos de la categoría ‘Sociedad’

Óscar Vega es el bombero que sale en primer plano en esta fotografía, que ha sido galardonada con el Pulitzer 2011 en la categoría ‘Imágenes Noticiosas’. Vega, de 32 años, recordaba aquel 14 de enero de 2010 que habían conseguido resctar a este niño haitiano de 2 años escavando entre los escombros con sus “propias manos”, ya que el equipamiento técnico aún no había llegado desde España. Carol Guzy, fotógrafa del Washington Post y de la agencia Asocciated Press, firma la instantánea.

Enhorabuena al leonés Óscar Vega y a sus seis compañeros que fueron desplegados en Haití por aquel devastador terremoto.

Más info: la crónica de EFE en la que se relataba el suceso.

Es una fotografía impactante. Digna de un World Press Photo o cualquier otro galardón de primer nivel. Por su técnica y por la historia que cuenta: la de Fabienne Gismar, una adolescente de quince años que cometió el error de sumarse a las hordas de saqueadores que ‘devastaron’ Puerto Príncipe, capital de Haiti, tras el terremoto de enero de 2010. Cuando volvía a su hogar portando unos pocos cuadros que robó de una tienda de decoración, la policía -que había recibido orden de disparar contra cualquier saqueador- abrió fuego y una bala acabó con su vida. La imagen la firma el fotoperiodista (¿sueco?) Paul Hansen, quien por aquel entonces trabajaba para la agencia Reuters.

La foto sería una más entre la vorágine de imágenes de tragedias, desastres, muertes y llantos que llena cualquier exposición de fotoperiodismo actual. Una más, quizás con vocación de ser recordada más que otras, pero una más. Si no fuera porque tiempo más tarde conocimos esta otra fotografía, que redimensionó el impacto de la primera.

En esta otra imágen pueden verse los momentos posteriores a la muerte de Fabienne, cuando media docena de fotógrafos se afanaban en conseguir la instantánea más perfecta. Correciones de luz, mejores encuadres… aquellos fotógrafos estaban allí porque aquel momento olía a premio. Al menos, eso es lo que dicen quienes se muestran un ‘poco’ críticos con esta fotografía. Quienes se muestran críticos de verdad no les llaman fotógrafos, les llaman ‘buitres’ que han hecho del sufrimiento humano el fruto más fértil de su trabajo.

Sin embargo, yo no lo tengo tan claro. Ellos, los fotógrafos, siempre alegan que están contando una historia. Hace 5 años, yo trabajaba en un pequeño periódico de provincia. Tuve la oportunidad de entrevistar a seis fotoperiodistas -as, chicas- que habían ido a Gijón a presentar una especia de cooperativa de freelances. Allí estaban la polaca Justyna Mielnikiewicz, la iraní Newsha Tavakolian, la brasileña Marizilda Cruppe, las francesas Bénédicte Kurzen y Agnés Dherbeys, y la española Lourdes Segade. Entre todas, han cubierto casi la totalidad de los conflictos armados de la última década. Ahora, todas ellas tienen ya un nombre reconocido en el mundo del fotoperiodismo, e incluso algunas de ellas tienen un World Press Photo en su casa como Dherbeys. Salió el tema del sufrimiento humano y la fotografía. Cruppe me contó una historia que me impactó y, en aquel momento, me convenció.

Esta brasileña me contó que uno de los momentos más duros de su carrera se lo encontró en África (no recuerdo el país), donde presenció como un niño fue herido de muerte durante unos disturbios. Yacía en la calle, y Marizilda le hacía fotos mientras un grupo de personas trataba inútilmente de salvarle la vida. Le pregunté que qué se siente en ese momento, y me fue clara: “ese niño iba a morir, y me preguntaba qué hacía yo allí, esperando a fotografiarle. Pero entonces fui consciente de que estaba contando una historia de la que él era la víctima y yo su narradora, una historia que debía ser contada”.

La historia de Fabienne va en la línea de lo que me contó aquel día Marizilda. Siempre que veo una de estas fotografías recuerdo aquellas palabras.

Por otra parte, también es cierto que muchas de esas imágenes que hemos visto a lo largo de decadas se han convertido en iconos de una lucha o denuncia social concreta, y cuyo impacto en occidente consiguió la movilización social necesaria para cambiar, aunque fuese sólo un poco, la historia. Hablo de aquellas fotos de la ejecución de un vietnamita en plena calle de Saigón, aquellos niños quemados por el napalm norteamericano en la selva, o el niño -que no niña- acosado por un buitre mientras agoniza por la hambruna -recomiendo leer ‘Carter no se suicidó por esta foto’– …

Yo, por mi parte, sigo sin tenerlo claro…
PD: El mismo día que la prensa internacional publicaba las crónicas de la muerte de Fabienne, también se informaba del hallazgo entre los escombros de un niño de siete años vivo, que había pasado sepultado más de ocho días. En los momentos felices también hay fotógrafos. Ambas instantáneas son dos trozos de la realidad de aquel momento. Pero ésta no creó debate…ni tampoco ganó premios.



  • Han pasado ya siete años desde que las tropas de Estados Unidos entrarar en Bagdag y tomaran el poder de Irak. La estampa que inaugura este post pasará a la historia, al igual que aquella en la que unos soldados norteamericanos levantaban una bandera en la isla de Iwo Jima, en el Pacífico, durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy, martes 31 de agosto, Nuri Al Maliki, presidente de Irak, ha ofrecido una entrevista televisada a todo el mundo en la que oficializa la “independencia” del país. Obama ha cumplido y ha retirado sus tropas en el plazo previsto. Sin embargo, este hecho histórico puede que no lo sea tanto. Puede que venga condicionado por la ‘irakmanía’ -perdone el lector este improvisado término- imperante en los medios de comunicación españoles. Me explico.
  • (más…)

Evidentemente, no son datos reales, pero sí que siguen los patrones de la estadistica -bastante fiables a medio-largo plazo-. Es una simple curiosidad, pero es interesante. Merece la pena mirar India y China. Esta todo el rato muriendo gente, pero sobre todo nacen a una velocidad pasmosa. En España hay que quedarse un rato mirando para ver movimiento.

Otra de las cosas que señala el mapa son las emisiones de CO2 a la atmósfera. Por cada 1000 toneladas, el país parpadea en rojo. Alucinante lo de Estados Unidos.

Merece la pena echarle un vistazo. Es de lo más original que he visto últimamente.

mapa

Pincha en la imagen para acceder a la página.

Me alegré  cuando vi el helicóptero de Bush alejandose de Washington con destino al rancho texano del ya ex presidente. Me alegré. Después, por la noche, ví la película de ‘W.’, que recrea la vida de Bush. En ella se le ve como una persona con poco nivel intelectual, más preocupada en tomarse su tiempo para ver un partido  de béisbol que en preparar sus discursos. Ha sido el peor presidente de la historia, no lo digo yo, lo dicen las encuestas hechas al mismo pueblo que le votó. Pero cabe preguntarse ¿es que el señor Bush no ha hecho nada bueno, digno o destacable en su mandato? Sí, lo ha hecho. Durante su legislatura se triplicaron los esfuerzos en la lucha contra el sida en África y Centroamérica, con una partida económica de 15.000 millones de dólares. Países como Botswana, Costa de Marfil, Etiopía, Guyana, Haití, Kenia, Mozambique, Namibia, Nigeria, Ruanda, Sudáfrica, Tanzania, Uganda y Zambia han sido los que han experimentado un verdadero avance en la lucha contra la epidemia de SIDA. El dinero se invirtió en hospitales especializados, médicos y enfermeras especialmente preparados para esta tarea. El objetivo del plan fue evitar 7 millones de contagios y dar cuidados a más de 10 millones de infectados. Pero lo más destacable, fueron los dos millones de personas que hoy en día viven gracias a los medicamentos antivirales que les curaron de la terrible enfermedad. No todo es blanco ni tampoco negro…


Más información en la red:

Programa sobre VIH de EEUU

cortado-con-leche.jpg

Seguramente estarás al tanto del programa que esta misma semana emitió la cadena holandesa BNN, donde una chica con una enfermedad mortal decidiría a quien le donaría un riñón. Entre los 25 enfermos que optaban a conseguirlo, la donante fue descartando hasta que solo quedaron tres. En el momento en que se desvelaría al ganador, la chica se descubre y asegura que es una actriz, que todo es mentira y que es una forma de atraer la atención del público hacia la necesidad de donantes en Holanda. Lo que si era verdad es que los participantes tenían realmente la necesidad de ese riñón.

Lo que puede que aún no sepas es que inmediatamente tras la emisión del programa, 12.000 personas decidieron hacerse donantes de órganos, incluso se dió el caso de seis que ofrecieron un riñón en vida. El propio Ministro de Educación y Medios de Holanda, quien calificó al programa antes de la emisión como un espectaculo amoral y poco ético, afirmaba tras conocer la noticia que ha sido una estrategia muy inteligente y una maniobra excepcional para atraer la atención sobre la necesidad de donantes.

Yo aún no lo tengo claro. Por una parte, la esencia del programa es repulsiva. Sin embargo, sus resultados son tremendamente positivos. Llegados a este punto, cabe preguntarse ¿existe un límite ético en este tipo de prácticas? ¿son admisibles este tipo de programas que, pese a ser completamente amorales, suponen un gran éxito social por sus consecuencias? Lo que al principio eran críticas, ahora se han convertido en alabanzas. Pero yo, repito, aún no lo tengo claro.

Este es el momento en el que el programa se descubre como una farsa.

Los Mossos de Cuadra

Publicado: mayo 31, 2007 en Bendita democracia, Sociedad

torrefacto.jpg

Cualquiera que haya puesto la televisión en algún momento del dia de hoy, tiene altisimas posibilidades de haber visto unas tremendas imágenes en las que varias mujeres, funcionarias de los Mossos d’Escuadra catalanes, vejan y agreden de forma brutal a una mujer de nacionalidad rusa. He buscado el video pero aún no está colgado. De todas maneras, seguro que ya lo habreis visto.

Lo que sí he econtrado son las imagenes en las que un grupo más numeroso aún de estos “Ñetas” con placa y pistola agreden y apalean a un jóven al que estaban interrogando. Casualmente, ambos casos se produjeron en la misma comisaría.

Minutos más tarde, este chico, después de la escursión por esta “checa”, murió de forma “natural” (como asegura la policía) durante un traslado.

Llegados a este punto cabe preguntarse, ¿que clase de oposiciones realizan los de Mossos d’Escuadra? Ante semejante atajo de macarras y pandilleros de uniforme, Jon Saura, consejero de Seguridad Pública de la Generalitat, debería plantearse rebautizar este cuerpo -porque cabeza poca- como los Mossos de Cuadra. Porque ese es el sitio propio para este tipo de ¿gente?

Por cierto, según Human Right Watch, los Mossos d’Escuadra son el cuerpo de seguridad con más denuncias por maltrato y tortura de toda Europa. Cuando el rio suena…